Tratamiento Del Ritmo Cardiaco

En Mount Sinai Heart Institute, los pacientes con trastornos del ritmo cardiaco (tanto frecuentes como infrecuentes) reciben avanzados diagnósticos e innovadores tratamientos de manos de un equipo altamente competente de especialistas en electrofisiología. La electrofisiología cardiaca es un campo de la medicina que se dedica a la detección y el tratamiento de los trastornos del ritmo cardiaco (arritmias), que afectan a más de 2 millones de norteamericanos.

La División de Cardiología de Columbia University en Mount Sinai ofrece atención altamente especializada a aquellos pacientes con trastornos del ritmo cardiaco, tales como taquicardia supraventricular, fibrilación auricular y taquicardia ventricular. El acreditado laboratorio de ecocardiografía de Mount Sinai utiliza imágenes tridimensionales especializadas para evaluar con exactitud el riesgo de cardiopatía de un paciente al revelar el funcionamiento de sus válvulas cardiacas, su flujo sanguíneo y la posible presencia de una insuficiencia coronaria mediante técnicas no invasivas. Nuestro laboratorio de electrofisiología está equipado con ultramodernos sistemas de mapeo por computadora para guiar la ablación por radiofrecuencia, lo que permite a los especialistas diagnosticar y tratar una gama más amplia de las arritmias más complejas. Nuestro equipo de expertos también tiene gran experiencia en el manejo de todo tipo de dispositivos (marcapasos y desfibriladores) y en evaluaciones de síncopes (desmayos).

Generalidades

Normalmente, el corazón late a un ritmo regular para suministrar sangre a los pulmones y al resto del cuerpo. Una arritmia es un trastorno en el cual los latidos cardiacos pueden ser irregulares (fibrilación), demasiado lentos (bradicardia), demasiado rápidos (taquicardia) o demasiado anticipados (prematuros), lo que interfiere con la circulación normal de la sangre. Las arritmias pueden deberse a problemas del sistema de conducción eléctrica del corazón, a problemas estructurales del corazón o de los vasos sanguíneos causados por defectos congénitos, cardiopatías o ciertas afecciones, o bien ser provocadas por drogas o sustancias tóxicas. De no ser tratados, los trastornos del ritmo cardiaco pueden causar una amplia gama de problemas, que abarcan desde mareos y fatiga hasta accidentes cerebrovasculares, e incluso la muerte súbita.

Síntomas:

La arritmia puede estar presente todo el tiempo, o bien ir y venir. Algunas personas son asintomáticas, mientras que otras solo advierten los síntomas cuando están más activas. Síntomas comunes de arritmia son:

  • Dolor en el pecho
  • Trastornos del sueño
  • Mareos o desvanecimiento
  • Confusión
  • Desmayo
  • Pulso rápido
  • Cansancio
  • Palpitaciones cardiacas (sensación de que el corazón late fuerte o rápidamente)
  • Latidos cardiacos irregulares (rápidos o lentos)
  • Palidez
  • Contracciones prematuras (latidos cardiacos adicionales, anticipados o arrítmicos)
  • Falta de aire
  • Accidente cerebrovascular
  • Sudoraciones

Si experimenta alguno de estos síntomas, dígaselo a su médico de cabecera o a su cardiólogo.

Diagnóstico

Para diagnosticar una arritmia, su médico le auscultará el corazón con un estetoscopio y le chequeará el pulso. El médico pudiera pedirle que use un dispositivo de monitoreo, tal como un monitor de Holter o una grabadora de bucles, para medir el ritmo cardiaco de usted durante cierto tiempo. En caso de detectarse alguna anomalía, el médico pudiera recomendarle pruebas y procedimientos para evaluar el funcionamiento cardiaco. Entre estos:

Cateterización cardiaca

El término cateterización cardiaca se refiere a un grupo de procedimientos que se llevan a cabo mediante la inserción de un tubo hueco y delgado (catéter) a través de la pierna o del brazo, el cual se ensarta en el corazón. Este procedimiento permite a los médicos realizar pruebas en aquellos pacientes con sospecha de trastornos del ritmo cardiaco, con vistas a evaluar problemas eléctricos y estructurales del corazón y del sistema circulatorio.

Angiografía coronaria

La angiografía coronaria es una prueba que emplea un colorante y radiografías especiales para ver el interior de las arterias coronarias que suministran sangre al corazón. Los médicos utilizan la cateterización cardiaca para acceder a las arterias coronarias, e inyectar el colorante que permite ver cualquier obstrucción existente.

Electrocardiograma

Un electrocardiograma (también llamado EKG) es una prueba para detectar problemas relacionados con la actividad eléctrica del corazón. Para detectar la actividad eléctrica del corazón del paciente, se le colocan discos con electrodos en los brazos, las piernas y el pecho.

Ecocardiograma

Un ecocardiograma es una prueba que emplea ondas sonoras para crear una imagen móvil del corazón. En el sonograma, un aditamento (transductor) se mueve de un lado a otro del pecho del paciente para crear una imagen clara de las estructuras del corazón.

Estudio electrofisiológico

Un estudio electrofisiológico es una prueba que se usa para determinar si el “sistema eléctrico” de un paciente tiene algún problema y, de haberlo, la manera de arreglarlo. Los médicos emplean la cateterización cardiaca para acceder al corazón y colocar en el tejido cardiaco los catéteres con electrodos en la punta. Los electrodos miden la actividad eléctrica del corazón y pueden regular el ritmo cardiaco; de este modo se identifica el punto donde el corazón está teniendo problemas con respecto a la conducción eléctrica.

Condiciones

Fibrilación auricular

La fibrilación auricular (FA) es el más común de los trastornos cardiacos; afecta a más de 5 millones de norteamericanos y a millones de personas más a nivel mundial. La FA se caracteriza por episodios desorganizados de palpitaciones rápidas e irregulares de las cavidades superiores del corazón (aurículas), los cuales son provocados por impulsos eléctricos. La gravedad de la fibrilación auricular se mide de acuerdo con los síntomas que causa, la duración de cada episodio de arritmia, el tiempo que el paciente lleva experimentando los episodios de FA, el tamaño de la aurícula izquierda del paciente (que puede aumentar con el tiempo) y la presencia de una cardiopatía estructural (anomalías de las válvulas, los vasos sanguíneos y otras estructuras del corazón).

Los síntomas de la FA suelen incluir fatiga, falta de aire, palpitaciones cardiacas, malestar en el pecho, latidos cardiacos rápidos y desmayos. Muchos pacientes con FA tienen mayor riesgo de experimentar un accidente cerebrovascular. Muchos también experimentan un aumento de la aurícula izquierda y otros problemas cardiovasculares, tales como cardiopatías estructurales o insuficiencia cardiaca congestiva.

El tratamiento de la FA incluye medicamentos, cardioversión y ablación por radiofrecuencia. También ofrecemos el procedimiento de laberinto híbrido (ablación endoepicárdica convergente) para pacientes con FA crónica y aumento de la aurícula izquierda, quienes por lo general resultan difíciles de tratar con medicamentos y tratamientos de ablación mediante catéter único. Algunos pacientes con FA pueden experimentar a veces latidos cardiacos lentos, lo que pudiera tratarse con un marcapasos.

Aleteo auricular

El aleteo auricular (AA) es similar a la fibrilación auricular. Sin embargo, el AA es causado por una sola onda eléctrica que circula muy rápidamente dentro de las cavidades superiores del corazón (por lo general, en la aurícula derecha), siguiendo un patrón organizado. Por lo general, las personas con AA siguen teniendo latidos cardiacos regulares, aunque más rápidos que los normales. Es posible que los pacientes con AA sean asintomáticos, o que experimenten síntomas similares a los de la fibrilación auricular. El tratamiento de la AA suele incluir medicamentos, cardioversión y ablación por catéter.

Bloqueo cardiaco

Un bloqueo cardiaco es una afección que se caracteriza por latidos cardiacos anormalmente lentos (bradicardia). Se produce cuando algunos o todos los impulsos eléctricos procedentes de las cavidades superiores del corazón no se transmiten adecuadamente a las cavidades inferiores. Los síntomas de un bloqueo cardiaco pueden incluir desmayos, mareos, desvanecimientos, dolor en el pecho y falta de aire. Diferentes tipos de bloqueos cardiacos pueden requerir diferentes tratamientos, según la parte exacta del sistema de conducción que tenga el problema. Los tratamientos pueden incluir cambios en el estilo de vida para tratar otras afecciones cardiacas, cambios de medicamentos y el uso de un marcapasos.

Síndrome del QT largo (LQTS, por sus siglas en inglés)

El síndrome del QT largo es un trastorno eléctrico en el cual las células cardiacas tardan más de lo normal para recuperarse después de cada latido. Puede ser una afección grave que predisponga a la muerte súbita, de carácter hereditario, adquirida después de tomar ciertos medicamentos o causada por una combinación de ambos factores. Los síntomas del LQTS incluyen palpitaciones, latidos cardiacos rápidos y desmayos. El tratamiento incluye lo siguiente: limitar la actividad física, tomar medicamentos para prevenir un ritmo cardiaco caótico, evitar aquellos medicamentos que se sabe provocan intervalos Q-T prolongados, los dispositivos implantables y la cirugía. Los pacientes con LQTS pueden ser susceptibles a un tipo de taquicardia ventricular llamado torsade de pointes.

Síndrome del seno enfermo

El término síndrome del seno enfermo (SSS) se refiere a un grupo de signos o síntomas que indican que el marcapasos eléctrico natural del corazón, el nodo sinoauricular, funciona mal. Esto suele ocasionar latidos cardiacos anormalmente lentos en reposo (bradicardia), o bien latidos cardiacos que no se aceleran con la actividad o en respuesta a la adrenalina. Muchas personas con SSS son asintomáticas, mientras que otras experimentan fatiga, desmayos, falta de aire, dolor en el pecho, trastornos del sueño, confusión y palpitaciones cardiacas. El tratamiento para los pacientes con SSS suele incluir la inserción de un marcapasos permanente.

Taquicardia sinusal

La taquicardia sinusal es un trastorno benigno en el cual la frecuencia cardiaca aumenta con la fiebre, la excitación y el ejercicio. En raras ocasiones requiere tratamiento, aparte de tratar el problema subyacente (por ejemplo, anemia, infección o hipertiroidismo). En casos contados, un trastorno llamado taquicardia sinusal inapropiada puede hacer que los latidos del corazón sean más rápidos que lo debido sin que exista ningún problema subyacente. En estos casos, suelen usarse medicamentos para desacelerar la frecuencia cardiaca. En algunos pacientes, puede llevarse a cabo una ablación del nodo sinusal para desacelerar la frecuencia cardiaca.

Taquicardia supraventricular

El término taquicardia supraventricular (TSV) describe varios tipos de ritmos cardiacos rápidos que son causados por problemas eléctricos en las cavidades superiores (aurículas) del corazón, pero que no suelen ser peligrosos. Los pacientes con TSV suelen tener un pulso rápido y regular que va acompañado de palpitaciones cardiacas, fatiga o falta de aire, que comienzan y acaban de repente. Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos o una ablación con catéter.

Fibrilación ventricular

La fibrilación ventricular (FV) es una grave anomalía del ritmo eléctrico de los nervios de las cavidades inferiores (ventrículos) del corazón. En este caso, el ritmo es muy rápido e irregular, lo que hace que el corazón deje de latir, e impide que la sangre fluya al cerebro y a otras partes del cuerpo. Como resultado, la presión arterial baja a cero y el paciente pierde el conocimiento. La FV puede producirse durante un ataque cardiaco (infarto del miocardio), o bien ser causada por una lesión cardiaca anterior o por una afección cardiaca de origen genético. El procedimiento de desfibrilación (aplicación de un choque eléctrico) deberá administrarse al corazón pocos minutos después de presentarse el episodio de FV, a fin de restablecer un flujo sanguíneo y un ritmo cardiaco normales.

Taquicardia ventricular

La taquicardia ventricular (TV) es un trastorno eléctrico del ritmo cardiaco que se caracteriza por latidos muy rápidos. Por lo general, se presenta en el marco de otra cardiopatía seria y puede ser grave. Si la TV no cesa por sí misma, por lo general requiere tratamiento con medicamentos, cardioversión eléctrica, ablación con catéter o implantación de un desfibrilador. La TV require monitoreo y tratamiento agresivos, ya que puede dar lugar a una fibrilación ventricular y a muerte súbita.

Opciones de tratamiento

La causa subyacente de una arritmia determina la opción de tratamiento más conveniente.

Cambios en el estilo de vida

Tomar medidas para prevenir la insuficiencia coronaria puede reducir sus probabilidades de desarrollar una arritmia. Esto comprende ingerir una dieta saludable para el corazón, hacer ejercicios con regularidad, no fumar y controlar el estrés. También puede incluir tomarse una aspirina diaria u otro medicamento indicado.

Desfibrilación/Cardioversión

La desfibrilación es un proceso en el cual un dispositivo electrónico aplica pulsos de energía eléctrica cuando el corazón de repente pierde su ritmo natural y entra en un patrón peligrosamente rápido, irregular o agitado. La desfibrilación es una forma de restablecer el ritmo cardiaco natural del paciente y salvarle la vida; puede aplicarse con un desfibrilador automatizado de emergencia (DAE) o mediante un desfibrilador implantado.

Medicamentos

Los medicamentos antiarrítmicos constituyen una categoría de fármacos que se usan para suprimir los ritmos cardiacos anómalos resultantes de una actividad eléctrica irregular del corazón. Hay muchos tipos diferentes de medicamentos antiarrítmicos. Otros tipos de fármacos para el corazón también pueden usarse para tratar las arritmias. Estos incluyen los betabloqueadores, que reducen la carga y la frecuencia cardiaca, y los bloqueadores de canales de calcio, que reducen la frecuencia cardiaca. También hay diversos medicamentos que los médicos usan en casos de emergencia para controlar un ritmo cardiaco anómalo o para restablecer un ritmo cardiaco normal.

Ablación cardiaca

La ablación cardiaca es un procedimiento no quirúrgico que se usa para ablar (destruir) vías eléctricas defectuosas en el corazón. En Mount Sinai, nuestros electrofisiólogos se especializan en la ablación con catéter por radiofrecuencia. En este procedimiento, nuestro equipo de electrofisiólogos y radiólogos intervencionistas usan métodos de imaginología (radiografía, tomografía computarizada o ultrasonido) para insertar un tubo delgado y flexible (catéter) a través de las venas hasta el corazón. Los extremos de los cables están provistos de electrodos que miden la actividad eléctrica del corazón, y ayudan a identificar aquellas áreas de la superficie cardiaca que están afectadas. Una vez identificadas dichas áreas, los médicos usan los electrodos para emitir una energía de radiofrecuencia que destruya este tejido, lo que aumenta las probabilidades de curación.

Procedimiento de laberinto híbrido

Los pacientes que padecen de fibrilación auricular crónica y aumento de la aurícula izquierda pueden beneficiarse con una ablación endoepicárdica convergente, comúnmente llamada “procedimiento de laberinto híbrido”. Se ha comprobado que este procedimiento mínimamente invasivo elimina síntomas que, por lo general, no pueden erradicar los medicamentos y tratamientos de ablación sencillos. Haga clic aquí para más información.

Cirugía

Existen diversos dispositivos médicos implantables para controlar y corregir las arritmias.

Marcapasos

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que se implanta dentro del pecho para impedir que el corazón lata con demasiada lentitud. Este dispositivo utiliza pulsos eléctricos de baja energía para lograr que el corazón lata a una frecuencia normal.

Desfibrilador cardioversor implantable (DCI) automático

De manera similar al marcapasos, el desfibrilador cardioversor implantable automático (DCIA) se implanta dentro del pecho para ayudar a controlar la fibrilación y la taquicardia ventricular. Sin embargo, estos dispositivos utilizan pulsos de alta energía para tratar las arritmias graves, especialmente las que pueden causar un paro cardiaco repentino.

Extracción de electrodos de marcapasos y desfibriladores cardioversores implantables automáticos

Los marcapasos y los desfibriladores cardioversores implantables automáticos (DCIA) envían estímulos eléctricos al músculo cardiaco a través de cables llamados electrodos. El término extracción de electrodos se refiere a la eliminación de uno o más electrodos del interior del corazón, procedimiento que se hace necesario cuando estos dejan de funcionar adecuadamente. Esto puede deberse a un daño interno o externo que haya sufrido el electrode, a la formación de grandes cantidades de tejido cicatricial alrededor del extreme del electrode, o a una infección en el punto donde el electrodo se conecta con el dispositivo implantable.